¿Qué es la experiencia del usuario y por qué debes tomarla en cuenta?

La Ley de Moore nos dice que la potencia de los ordenadores se duplica aproximadamente cada 18 meses. Esto ha impactado la vida cotidiana de forma significativa, a la vez que ha revolucionado la economía mundial. Estamos viviendo una época donde la realidad está migrando gradualmente, casi sin que nos demos cuenta, a lo digital. Debido a esto, en los últimos 10 años el crecimiento y desarrollo de las páginas web ha sido exponencial.

El diseño web y la accesibilidad han cambiado. Mucho de este crecimiento se debe a la ubicuidad de la telefonía móvil, que en la actualidad domina el tráfico web. Por ello, precisamente la experiencia del usuario (User Experience o UX) es vital en el éxito o fracaso del desarrollo web de toda empresa. Esto implica integrar cada producto o servicio con aspectos como el branding, el diseño, la usabilidad y la funcionalidad. UX es un proceso que busca crear productos que hagan la experiencia del usuario cada vez más significativa y memorable.

Entre mejor sea la UX al navegar en una página web, mayor será la posibilidad de que el usuario conecte y, eventualmente, quiera pagar por el producto o servicio, ya que se basa en un enfoque profundo en las necesidades, limitaciones y habilidades del usuario. Es por ello que, sin duda, la UX debe ser parte de toda estrategia de negocios.

¿Qué es la experiencia del usuario?

"Ningún producto es una isla. Un producto es más que el producto. Es un conjunto de experiencias cohesionado e integrado. Piensa en todas las etapas de un producto o servicio, desde las intenciones iniciales a las reflexiones finales, desde el primer uso hasta la ayuda, el servicio, y el mantenimiento. Es hacerlos trabajar juntos a la perfección.
— Don Norman, creador del término User Experience

Una buena UX es aquella que satisface las necesidades del usuario en toda interacción con el producto, aplicación o página web. Se trata de eliminar cualquier barrera o complicación, facilitarle su uso al máximo. Los productos o servicios que proveen una gran experiencia del usuario están diseñados no sólo para tener en cuenta el consumo o uso, sino que toman en cuenta todo el proceso, desde la compra hasta la solución de problemas.

El diseño de UX engloba todo el viaje del usuario, es un campo multidisciplinario que va desde el diseño hasta la programación y la psicología. Al tomar en cuenta todas las perspectivas posibles, se logra abordar de manera óptima los problemas relevantes y las necesidades de los usuarios.

En la actualidad el diseño de UX demanda tener un mayor alcance en cuanto a accesibilidad web para adaptarse a las limitaciones físicas de muchos usuarios potenciales. Para ello es esencial la investigación del usuario, la creación de personas, el diseño de prototipos interactivos, así como diseños de prueba. Estas tareas pueden variar de una empresa a otra, pero siempre demandan mantener en el centro de todo esfuerzo de diseño y desarrollo las necesidades del usuario.

La emoción guía a la atención, lo que lleva a la compra del producto y posteriormente, que el cliente se vuelva un creyente de la marca. Si algo le gusta y es cómodo para el usuario, es más fácil que vuelva a usarlo, y además, que lo recomiende. El diseño web centrado en el usuario es un proceso iterativo que toma las principales características del público al que va dirigido y su contexto como punto de partida para todo el diseño y desarrollo.

El por qué, el qué y el cómo de la experiencia del usuario.

La UX se centra en las necesidades y contexto del usuario

El diseño de UX está -y necesita estar- centrado en el usuario. Es por ello que es imprescindible considerar el "Por qué", el "Qué" y el "Cómo" del uso del producto. El "Por qué" es el primer paso, involucra las motivaciones y valores de los usuarios para adoptar un producto, ya sea que se relacionen con una tarea que realizarán o con los valores y puntos de vista asociados con la propiedad y su uso.


El "Qué" aborda lo que las personas pueden hacer con un producto, es decir, su funcionalidad y características. Por último, el "Cómo" se relaciona con el diseño de la funcionalidad en una manera accesible y su estética. En el diseño web y de software, la esencia del producto o servicio debe llegar a los usuarios a través de un dispositivo y ofrecer una experiencia fluida y perfecta.

¿Qué terminologías son las más importantes?

En UX se deben considerar las necesidades del usuario y cómo usará el software o producto

El diseño de UX a menudo se confunde con términos como "Diseño de interfaz de usuario" o "Usabilidad". Sin embargo,  la usabilidad y el diseño de interfaz de usuario son aspectos claves para la UX pero, el proceso de ésta, incluyendo la adquisición e integración del producto, incluidos aspectos de marca, diseño, usabilidad y funcionalidad es un proceso que comienza mucho antes de que el producto o servicio llegue al usuario.

A pesar que existen muchos elementos en la UX, algunos como la arquitectura de la información y la accesibilidad web son clave. La arquitectura de la información se trata de organizar, estructurar y etiquetar el contenido de una página web, definiendo claramente su jerarquía inherente. La arquitectura de la información es esencial para navegar fácilmente en una aplicación o página web, para que cada usuario esté consciente donde está y a dónde puede ir.

El otro término clave es la Accesibilidad Web, que se refiere al acceso igualitario a la información y a los beneficios de las soluciones móviles y web. Se trata de un conjunto de reglas de diseño implementadas para eliminar los posibles límites para las personas con discapacidades o impedimentos visuales, auditivos o para usar las manos, además de discapacidades cognitivas o intelectuales.

Conclusión

UX es ponerse en los zapatos del usuario y saber qué necesita. Es sacarle jugo a las funcionalidades y potencialidades que puede ofrecer la empresa. En la actualidad el diseño de UX está en todo lados, desde cómo nos comunicamos hasta las cosas que son importantes en nuestro día a día.

El buen diseño de UX no sólo se trata de que se vea bien, sino de cómo interactuamos con el producto que estamos usando, donde se hace evidente lo que funciona y lo que no. De esta forma, al centrarnos en brindar soluciones, el producto final le dará más satisfacción al cliente.

Un buen diseño de UX necesita una base sólida y fundamentos para poder ser utilizado. De lo contrario, el cliente podrá obtener una obra de arte, pero completamente inútil. Con Ideas Tico podrás tener un software y página web a tu medida. Nuestra experiencia y pasión para programar productos digitales nos distinguen.

Si te gusto este articulo, compartelo para que otros lo vean.

Suscribete a nuestro Newsletter
Vamos a guardar sus datos sólo mientras tengamos permiso. Quedarán en seguridad y en cualquier momento puede editarlos o dejar de recibir nuestros mensajes.
Logo Asistic